La exclusividad ya no es solo de videojuegos

Las apps que no amaban a (todas) las consolas.

mala experiencia con ps4
La exclusividad, ese término que aplicado al mercado de los videojuegos puede cambiar el devenir de una plataforma. Estamos asistiendo, sobre todo con la entrada de la nueva presente generación, a un nuevo significado de la palabra exclusividad. Si hace unos años el término se resumía a tener en exclusiva Halo o las aventuras de Big Boss o Solid Snake, ahora la dicotomía de comprar una u otra consola ha dado un paso adelante sumándose también a la guerra de apps mal entendida.

Hoy llegaba Spotify a la plataforma de Sony -de forma exclusiva a PS3 y a PS4- dejando en la estocada a los jugadores de Xbox One y Wii. Un movimiento que, contrato de exclusividad mediante, ha generado reacciones encontradas en el mundo de los videojuegos por limitar, solo en consolas, la posibilidad de usar el servicio de streaming musical. Y es que visto el historial de Spotify, que está presente en todas y cada una de las plataformas del mercado. bien en forma de app oficial o a través de navegador con su versión web (bastante potente, hay que admitirlo). la llegada a las consolas de forma exclusiva para un servicio de terceros que no es precisamente para jugar, ha sentado muy mal. Y con razón.

Spotify llega de forma exclusiva a PS3 y PS4 abiendo un nuevo debate en torno a la exclusividad Pese a que ya sabíamos que la conversión de Music Unlimited en PlayStation daba paso al servicio de Spotify, y que la exclusividad iba a llegar incluso en forma de sistema integrado y no aplicación, la realidad ha disparado los temores a que la exclusividad, en la línea a ser una lacra o una ventaja, ha trascendido del videojuego y ha llegado a servicios de terceros que fuera de la consolas son omnipresentes en todo tipo de dispositivos. Lo cierto es que Spotify en PlayStation funciona increíblemente bien, pero no deja de ser un (nuevo) factor a tener en cuenta a la hora de comprar una consola.

Vale que Xbox tiene Music, y que hasta ahora el servicio de Sony era competente, pero ninguno de los dos estaba al nivel de Spotify en cuanto a contenido y posibilidades de sincronización entre dispositivo e interfaz. Esta situación, junto a la llegada de nuevas aplicaciones de contenido local a PlayStation como Yomvi en primer lugar (que también está disponible en Xbox One), están devolviendo el debate de centro multimedia vs #4theplayers a primera página.

Juegos y apps dictarán el futuro de las plataformas

Ahora, de nuevo, el debate se centra en la posibilidades de las plataformas más allá de los juegos. Combate en el que Xbox One y su propuesta de contenido multimedia y centro de ocio para el salón llevaban las de ganar pero que con la llegada de Spotify, sobre todo en Europa, la balanza se decanta en parte hacia Sony. O esa es la impresión que saca uno de leer las opiniones de los usuarios en estos primeros momento del lanzamiento del servicio de streaming musical en la plataforma de Sony.

Imagen: IGN
Algo tan sencillo como un servicio de streaming de música llevado a una plataforma especifica de forma exclusiva puede poner en serios aprietos a la competencia, sobre todo si como en el manido caso de Europa, no goza con la misma cuota en términos de mercado ni con la misma popularidad entre los usuarios más casuales, que son la base del modelo de negocio de juegos de 70 euros con los que financiar la plataforma.

¿Queremos también apps exclusivas en las consolas si en realidad son multiplataforma?Pese a que parezca una cuestión menor, la llegada de Spotify a PlayStation supone un antes y un después para el mercado de las consolas. En primer lugar porque la exclusividad de Sony para llevar el servicio a los usuarios salta la barrea de los juegos exclusivos para llevar esta batalla a las apps exclusivas como nueva forma de vender consolas, ecosistemas y plataformas, y de paso, convencer a ese jugador más indeciso que todavía no sabe que plataforma comprarse.

“Puedes jugar a esto y a esto, y además tienes Spotify para llevar toda la música al salón nada más abrir la caja y conectar la consola”. Estas palabras inventadas son la excusa perfecta que tienen los rezagados en términos de mercado para comprarse una plataforma sobre otra si hasta ahora más o menos no lo tenían tan claro con los juegos.

Con la llegada de Spotify a PlayStation se abre la veda de las apps exclusivas para consolas de la forma peor entendida posible, pues fuera del mercado de los videojuegos, apps como Spotify están disponibles en todos y cada uno de los ecosistemas. Ahora la pregunta que tenemos que hacernos es si queremos también polarizar las plataformas con apps exclusivas. ¿No tenías bastante con los juegos? Toma dos tazas para aumentar la incertidumbre en términos de decisión de compra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s